Terra

Tierra

El territorio de Emilia Romagna, debido a su conformación geográfica, ha sido siempre adecuado para el cultivo de la vid, en general, y la producción de uvas ideales para la vinificación, en particular.
A lo largo de la vía Emilia se formó una economía vitivinícola que, desde la época de los romanos, alimenta comercios de vino no sólo en Europa sino en el mundo entero.
Desde las bajas llanuras que circundan el Po, a las colinas y a los Apeninos en el sur, de la Malvasía de los Collí Placentinos a la Albana de Romagna, incluyendo los grandes Lambruscos de las provincias de Reggio Emilia y de Modena, la tierra de Emilia Romagna produce vinos de aguja jóvenes, vivaces y modernos.

Un vino di carattere

Un vino di carattere…

Los vinos Emilia reflejan exquisitamente las características de la tierra y de su gente: espumosos y vivaces, frescos y ligeros, jóvenes y agradables.
Justamente, la frescura, ligereza y facilidad de degustación de estos vinos han marcado su éxito a nivel internacional en todo tipo de consumidores.

Spirito leggero

…dallo spirito leggero

De este modo, tanto el amante experto en enología puede saborear con placer los frutos auténticos de una tradición vinícola genuina y radicada en el territorio, como el neófito y el consumidor ocasional consiguen degustar un vino espumante y ligero que invita a la convivencia.

Per restare sempre aggiornato sulle ultime novità ed eventi iscriviti alla nostra
Newsletter